Cinemania.co.cr el mejor sitio de cine de Costa Rica - http://www.cinemania.co.cr/content
El amante "I am love" - (2009)
http://www.cinemania.co.cr/content/articles/885/1/El-amante-I-am-love---2009/Page1.html
By Cinemania .
Published on 03/9/2012
 
La familia Recchi pertenece a la gran burguesía industrial lombarda. Viven en Milán, en una lujosa casa, llena de espejos...

El amante "I am love" - (2009)

SINOPSIS  
  La familia Recchi pertenece a la gran burguesía industrial lombarda. Viven en Milán, en una lujosa casa, llena de espejos, flores, cortinajes, pero las relaciones entre ellos son frías y distantes. Eduardo Tancredi, su mujer Emma (Tilda Swinton), una inmigrante rusa plenamente integrada en la cultura milanesa, sus hijos Elisabetta, Edoardo y Gianluca, los compañeros y prometidos de éstos y los abuelos componen el círculo familiar. Entre lujosos salones y espaciosos jardines tiene lugar la sucesión y entrega del negocio familiar y su consolidación. El joven cocinero Antonio, completamente ajeno a este mundo, condensa sus emociones en platos que no pertenecen a la tradición culinaria de la familia. Tanto él como Emma son personajes que no encajan en este universo, y la pasión que surge entre ellos los llevará a romper todas las ataduras, pero será a costa de pagar un precio muy alto.

Dirección: Luca Guadagnino /Productora First Sun, Mikado Film, Rai Cinema, La Dolce Vita Productions, Pixeldna, Ministero per i Beni e le Attività Culturali (MiBAC) /Reparto: Tilda Swinton, Flavio Parenti, Edoardo Gabbriellini, Alba Rohrwacher, Pippo Delbono, Diane Fleri, Maria Paiato, Marisa Berenson, Waris Ahluwalia, Gabriele Ferzetti /Género: Romance - Drama /Estreno: 10 de febrero 2012 /Duracción: 120 min. /Premios: 2010 - Nominada al Oscar por mejor vestuario

A propósito del estreno de esa formidable película italiana que es El amante (2009), dirigida y coescrita por Luca Guadagnino y con la eximia actuación de Tilda Swinton, quiero contarles algo ubicable dentro de lo anecdótico.

El otro día, al albur, un amigo me enseñó una definición sobre el llamado cine de repertorio, que otros llaman alternativo o cine culto y, ¡sorpresa!, el autor se deja decir que el cine alternativo es aquel que se hace fuera de Hollywood. No es tan cierto. Si bien Hollywood se nutre del cine industrial hecho en serie (pero no en serio), también es cierto que, ocasionalmente, da muy buenas películas.

Sin embargo, de manera general, uno acepta como posible la premisa del autor de dicho libro sobre cine, sin ignorar –tampoco– que malas películas igual salen de otras cinematografías.

Cuando se mira y se reflexiona largo tiempo sobre una película como El amante, uno entiende que un filme así, de hondo pensamiento, donde los conceptos son más valiosos que los acontecimientos y con una fuerza emocional del carajo dentro de su ritmo pausado, uno entiende que un filme así difícilmente saldrá de Hollywood para analizar las contradicciones del amor.

Confieso que uno de mis directores preferidos es el italiano Luchino Visconti, por sus importantes logros ideológicos y estéticos con el cine, de profunda mirada sobre sus personajes, a los que escudriña intensamente y deja, con ellos, la huella del arte en el espectador: el cine de Visconti se le pega a uno.

Pues bien, mientras veía la película El amante, sentía que estaba ante Visconti, aunque su director fuera otro, desconocido para mí: esta es la primera cinta que le veo a Luca Guadagnino, nacido en Palermo, en 1971, de padre italiano y madre argelina, y con apenas cuatro largometrajes en su filmografía hasta hoy.

El amante, pésimo título, porque le es mejor el usado en España: Yo soy el amor, no tuvo éxito inmediato. Fueron los premios subsiguientes y sus postulaciones al Globo de Oro y al Óscar los que marcaron la atención de la crítica y, ahora, sorpresivamente, nos llega al país.

Es la historia de una mujer rusa casada con un italiano ricachón. Así, tenemos una mirada viscontiana, exhaustiva, penetrante y –adrede– antipoética sobre los usos de la burguesía. La imagen y los diálogos se comportan en unidad férrea y el hilo conductor de ese estudio sobre seres humanos se transmite, con elegante montaje, por medio de secuencias con sabrosos platos de comida.

Los planos del filme se enriquecen con la música siempre oportuna, que refuerza el drama interior de los personajes: la esposa, el esposo y cada uno de los hijos, más el “intruso” que viene a desarticular la falsa armonía burguesa. Cuando se rompen las ataduras, el costo será muy alto, a tono con la tragedia.

Este cine de profunda mirada, para nada superficial, para un público exigente y –a la larga– escogido, resulta majestuoso, duro, arriesgado y que pasa por todos los sentidos del espectador (tiene una larga secuencia erótica de gran riqueza plástica).

El amante se exhibe en pocos cines, por dicha también en la Sala Garbo, donde los filmes suelen estar más tiempo en cartelera, así que no hay razón para perderse esta presencia del cine culto, de repertorio o alternativo. Notificados quedan.